Archivos Mensuales: agosto 2011

Pierde peso, saludable-mente

Decide cuánto quieres pesar.

Guarda una imagen mental del aspecto que te gustaría tener cuando llegues a tu peso perfecto. Mira fotos tuyas con el peso perfecto, si las tienes, y míralas con frecuencia. Si no las tienes, consigue fotos del cuerpo que te gustaría tener y míralas a menudo.

Paso 2: Ten Fé

Elige tener fé, FË en que recibirás y que el peso perfecto ya es tuyo!!. Imagina, finge al principio y actua como si ya hubieras logrado el peso perfecto.  Visualizate con ese peso.

Escribe tu peso perfecto y colócalo en el marcador de tu báscula y no te peses nunca. No contradigas lo que has pedido con tus pensamientos, palabras y acciones. No te compres ropa con tu talla actual.

Ten fe y enfócate en la ropa que te vas a comprar. Atraer el peso perfecto es lo mismo que hacer un pedido por el catálogo del Universo. Que es lo que se hace normalmente, miras el catálogo, eliges el peso perfecto, haces tu pedido y luego te lo entregan!.

Haz que tu intención sea buscar, admirar y alabar en tu fuero interno a las personas que reflejen tu idea de un cuerpo con un peso perfecto. Búscalas y cuando las admires experimenta esos sentimientos, de ese modo lo estarás invocando. Si ves personas con sobrepeso, no las observes, cambia inmediatamente a tu imagen de tí mismo con un cuerpo perfecto siéntete así, con tu cuerpo perfecto.

 

Paso 3: Recibe

Has de sentirte bien. Tienes que sentirte bien contigo mismo. Esto es importante porque no puedes atraer tu peso perfecto si te sientes mal respecto a tu cuerpo en estos momentos. Si te sientes mal con tu cuerpo, como es un pensamiento muy poderoso, seguirás atrayendo el sentirte mal con tu cuerpo. Tu cuerpo nunca cambiará si eres crítico con él y, de hecho, puedes atraer más peso. Elogia y bendice cada centímetro de tu cuerpo.

Piensa en todas las cosas perfectas que hay en Tí. Cuando tienes pensamientos perfectos, cuando te sientes bien contigo mismo, estás en la frecuencia de tu peso perfecto y estás invocando la perfección.

Wallace Wattles comparte un maravilloso truco sobre la comida en uno de sus libros. Recomienda que cuando comas estés totalmente enfocado en la masticación. Que tu mente esté presente y experimente la sensación de comer y no dejes que vague pensando en otras cosas. Toma conciencia de tu cuerpo y goza de todas las sensaciones de masticar la comida y tragarla. Lo próxima vez que comas pruébalo. Cuando estás totalmente presente al comer, el sabor de la comida es intenso y espléndido; cuando tu mente está en otras cosas, el sabor prácticamente desaparece. Estoy convencida de que si podemos comer conscientemente, enfocados por completo en la placentera experiencia de comer, nuestro cuerpo asimila sin problemas la comida y el resultado tiene que ser la perfección

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: