Archivos Mensuales: junio 2017

AFIRMACIONES DE LOUISE HAY PARA EL MES DE JUNIO

AMO YO

La salud es un regalo divino de nuestro Creador para nosotros los humanos, pero la rechazamos cuando nos enfermamos, por lo que, la enfermedad como tal, es una ofensa contra Dios. Como Dios es el Supremo Creador del BIEN y de la PERFECCIÓN, crea igualmente a la salud y ofrece para obtenerla y mantenerla, a la mente humana, que es una de sus tantas obras perfectas, dándonos poder a nosotros, su imagen y semejanza, para poder obtener y utilizar la naturaleza creada por Él, para sus hijos los humanos, para nuestro beneficio; y así también a los seres orgánicos, de acuerdo a las leyes naturales, universales, cósmicas e inquebrantables.

La naturaleza es sinónimo de salud, porque nutre y sana. La salud elimina y rechaza toda materia morbosa del organismo. La salud siendo buena, benéfica, provechosa y productiva, es una manifestación divina, para estar bien y actuar bien todos los días de nuestra existencia aquí en la Tierra.
Para que la salud se manifieste en tu diario vivir, pon en actividad tu mente y contacta al Supremo Creador, piensa en la salud intensamente, imagínatela, conceptualízala, y realiza todos los hechos y actos operativos necesarios, para que lleguen a tu mente, y la salud ¡llegará! ¡no lo dudes! Busca la salud como a un tesoro invaluable, como una forma de vida, para que estés siempre sano. La mente, en su poder de creación, todo lo puede, y en consecuencia, si quieres tener y conservar un cuerpo sano, fuerte y vigoroso, ¡todo depende de ti!, sólo ten presente que: la naturaleza cura sin dañar, que nuestra mente como fuente de poder, ¡todo lo puede! ¡Piensa bien, y en el bien, y todo lo alcanzarás! Piensa en la salud y… ¡LA TENDRÁS! – Louise L. Hay –
JUNIO
Día 1 Siento que la luz divina se manifiesta en mí. Yo actúo de acuerdo a lo que me indica mi energía cósmica. Es tiempo de dar y doy porque entre más doy, más tengo ¿increíble, verdad?, ¡pero es cierto! ¡vívelo!
Día 2 Tengo en abundancia y estoy administrándola día con día. Se puede servir en todo lugar y en todo momento. Mi cuerpo se regenera a medida que acepto mi intuición. La visualización creativa, la realizo a través de mis acciones.
Día 3 Para ser útil me desbloqueo de lo negativo y estoy listo para actuar. El dar me enaltece porque sale dentro de mí. Sigo luchando por compartir lo que tengo, a pesar de las vicisitudes de la vida.
Día 4 En la visualización creativa activa, escogemos imágenes y afirmaciones para usarlas como herramientas y crear así la realidad consciente. La fuerza vital fluye en mí. Me amo y me cuido para poder dar más.
Día 5 Sigo mis impulsos creativos y los transmito a los demás. Construyo una relación amorosa con el universo.
Día 6 La voz de mi intuición la escucho, porque ha dejado expresar mis sentimientos. Por el cambio logras amar.
Día 7 Todo lo que quiero lo obtengo a base de utilizar mi fe y la imaginación creativa. El cambio para mí, es un reto posible de alcanzar. He alcanzado a la supraconsciencia y me felicito porque me identifico con mi interno.
Día 8 Todo lo que quiero lo obtengo a base de utilizar mi fe y la imaginación creativa. El cambio para mí es un reto posible de alcanzar. He alcanzado a la supraconsciencia y me felicito porque me identifico con mi interno.
Día 9 Entre más agradezco más recibo. Gracias al cambio forjado en mí, hoy ha fluido mi energía y todo ha salido de maravilla. Yo emano confianza y seguridad en todo momento. En mi individualidad hay abundancia, salud y prosperidad.
Día 10 Disuelvo las barreras internas que se oponen a la armonía que emana de mi ser. No sufro porque tengo la convicción plena de la alegría en mi vivir. La meditación que hago logra cambios en mi conciencia.
Día 11 Mis limitaciones las acepto, aunque sé también que las puedo superar si así me lo propongo. Me permito ser y hago todo aquello con lo que me siento bien. Trabajo con ánimo y con mis semejantes llevo a cabo el cambio.
Día 12 El cambio no llega sólo, hay que buscarlo, encontrarlo y conservarlo. Los tropiezos los superé, estoy en el éxito. Doy gracias al Ser Supremo.
Día 13 Si Dios es conmigo ¿quién contra mí? Agradezco el saber, que EL SER, es la verdadera expresión del amor.
Día 14 Seguiré todos los días con el deseo ferviente de cambiar, y ser mejor cada vez, para estar en paz conmigo mismo, y con el Ser Supremo. El cambio me engrandece, quiero el cambio, y lo estoy logrando.
Día 15 Así como recibo la energía del universo trato de captarla en mi interno. Si quieres cambiar, lo puedes lograr, ¡Inténtalo!, y cuando lo consigas, ¡consérvalo! Ante la necesidad de amar, el servir es lo más indicado.
Día 16 Todo lo que deseo lo obtengo, porque todos participan de mi energía. Yo deseo materializar mis deseos, trabajo en ello, soy tenaz, y alcanzo mis metas. Agradezco, haciendo de la vida un instrumento de paz, amor y servicio.
Día 17 A través de afirmaciones positivas y constantes, se pueden erradicar las carencias. Procuro cambiar mis relaciones en la forma, pero no en la esencia. Ante una situación imprevista, recurro siempre a mi interno.
Día 18 Estoy tratando de comenzar el cambio en mi vida, y transmutar el egoísmo en generosidad, y el odio en amor. En las empresas la mente creativa busca algo nuevo: ¡El cambio!
Día 19 Soy grande, por lo que siento, y el dar me conforta. Hay abundancia en mí y en todo: trabajo, salud, bienes y amor.
Día 20 Piensa en el bien, y todas las cosas buenas se te darán. Para que fluya la fuerza creativa en mí, soy honesto, leal y sincero.
Día 21 Me abro a los sentimientos de libertad como la paz, el valor, la alegría, la verdad y la generosidad, y procuro tenerlos siempre presentes en cada momento de mi existir. Mi espejo es mi interno.
Día 22 Agradezco al universo su grandeza donde no existe la escasez, ni la pobreza. Mi canal de comunicación con la fuente creadora, cada día me abre más a la libertad para amar a mis semejantes.
Día 23 Siento el cambio en forma constante, sintiéndome siempre sereno, estoy creando resultados positivos en todos los niveles de mi vida. A medida que sigo a mi intuición, todo se transforma a mi alrededor.
Día 24 Me amo y me acepto a mí mismo pues sé que el cambio sucederá en forma natural y espontánea. Mi espíritu y mi cuerpo se desarrollan armoniosamente. Integro mi cuerpo a mi interno.
Día 25 Yo siento el cambio en forma constante sintiéndome siempre sereno, y enfrentando la vida con valor. Estoy tranquilo y gozo mi cuerpo vigoroso y lleno de ánimo.
Día 26 Mis cualidades las amo, y cuando las veo reflejadas en otra persona, yo amo a esa persona. Mi espíritu y mi interno, son UNO con el TODO.
Día 27 El Ser Supremo me cubre con su amor y protección y nada me dañará. Yo enfrento la vida con valor.
Día 28 El Ser Supremo manifiesta su amor en cada acto de mi vida. Escucho las necesidades de los demás y me nace ayudar. Está surgiendo en mí un nuevo ser ¡Estoy agradecido!
Día 29 Me abro a la naturaleza del universo y todo es abundancia. Soy armonía, y por lo mismo todo lo que me propongo lo convierto en una realidad. Con mi poder controlo mis sentimientos de enojo.
Día 30 Mi interno me guía y me da lo que necesito. Acepto y reconozco a los demás, como seres participantes del universo. Yo puedo transformar a los demás, porque el amor ¡Lo vence todo!

Licenciada Certificada por Hay House Marisela Sandoval Hernandez
psicoterapia e instructora de la filosofia de Louise Hay

http://www.mariselasandovalhernandez.com
correo: sanatuvidamonterrey@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: