Archivos diarios: 13 abril, 2018

LO QUE ES ADENTRO ES AFUERA…KYBALION

Atraes lo que piensas o reflejas.

El universo es como un espejo que refracta lo que a él se emite.

Quien insulta, se insulta. Quien desprecia, se desprecia.
Quien odia,se odia. Quien maldice, se maldice. Quien critica, se critica. Quien miente, se miente. Quien acusa, se acusa.
Quien maltrata, se maltrata.

Pues todo aquello que de nosotros sale a nosotros regresa, a nosotros pertenece y a nosotros afecta.

Todo lo que haces, piensas o dices del resto del mundo, te define en este momento y a ti vuelve, convirtiéndose en un círculo, en una rueda que no es fácil de romper, así como en un gran engaño, debido al hecho de creer que toda esa visión pertenece sólo al exterior. Si lo que de ti sale es engaño, espera sólo ser engañado; si lo que de ti nace es simpatía, disponte a recibir simpatía y, si lo que de ti surge es incomprensión hacia los demás, prepárate para no ser comprendido.

Porque lo que ves fuera, a tu alrededor, es justo lo que llevas dentro. Todo aquello externo a lo que tu mente presta atención,que enjuicias o valoras, es exactamente lo que existe en tu interior. Y cuanto más duele ver un defecto o un comportamiento en los demás, más profunda es la herida, porque reconoces la tuya propia. Si quieres conocerte, pon atención a tu entorno, a todo lo
que tu mente observa cada día a tu alrededor y estarás frente a
un retrato de ti mismo, frente a un dibujo exacto de tu interior. Porque lo que es fuera, también es dentro.

¿O no son quizás los consejos que se dan a los demás los
que mejor nos sirven a nosotros mismos, cuando nos
encontramos en una situación parecida?

Porque lo que de ti surge está hecho justo para ti, ahora, en este momento. Y conociendo esto, que la vida es una rueda y que
todo está en nosotros, sólo podemos vislumbrar una solución
para romper este círculo, para cambiar el mundo y para
cambiar nuestro destino, que es dirigiéndose al cimiento de la
mente, al lugar de donde emerge y se manifiesta nuestro yo: el pensamiento. Y para ello es necesario observarlo, estudiarlo y controlarlo. O al menos, encender una luz de alarma, un dispositivo que nos avise que entra en nuestra mente un pensamiento que no nos conviene, inadecuado, perjudicial para nosotros. Y en cuanto seamos avisados, localizarlo, reconocerlo y desecharlo.

Sólo desde el interior, desde dentro, se puede modificar todo,
se puede mejorar el entorno; sólo el interior dirige el camino,
porque todo está en ti, todo depende de ti y sólo a ti volverá.

Todos Somos Uno ¡¡

http://www.mariselasandovalhernandez.com

Anuncios

Dios, al ser Amor, es también felicidad¡

La felicidad es un atributo del amor. No se puede separar de él ni experimentarse donde éste no está. El amor no tiene límites, al estar en todas partes. La dicha, por consiguiente, está asimismo en todas partes. Mas la mente puede negar que esto es así, al creer que hay brechas en el amor por donde el pecado puede infiltrarse y acarrear dolor en lugar de dicha. Esta absurda creencia pretende limitar la felicidad al definir al amor como algo limitado, e introducir desacuerdo en lo que no tiene límites ni opuestos.

De este modo, se asocia el miedo con el amor, y sus resultados se convierten en el patrimonio de aquellas mentes que piensan que lo que han hecho es real. Estas imágenes, desprovistas de toda realidad, dan testimonio del temor a Dios, olvidándose de que, al ser Dios Amor, tiene que ser también dicha. Hoy trataremos nuevamente de llevar este error básico ante la verdad y de enseñarnos a nosotros mismos que:

Dios, al ser Amor, es también felicidad.

Tener miedo de Él es tener miedo de la dicha.

Comienza tus sesiones de práctica de hoy con esta asociación que corrige la falsa creencia de que Dios es miedo. Subraya asimismo que la felicidad es tu patrimonio por razón de lo que es Él.

Permite hoy que esta corrección sea colocada en tu mente en cada hora de vigilia. Da la bienvenida entonces a toda la felicidad que dicha corrección brinda a medida que la verdad reemplaza al miedo, y la dicha se convierte en lo que esperas ha de ocuparel lugar del dolor. Dado que Dios es Amor, se te concederá. Refuerza esa esperanza a menudo a lo largo del día, y acalla todos tus temores con la siguiente expresión de certeza, la cual es benévola y completamente cierta:

Dios, al ser Amor, es también felicidad.

Y la felicidad es lo que busco hoy.

No puedo fracasar, pues lo que busco es la verdad.

Un curso de Milagros

http://www.mariselasandovalhernandez.com

Psicoterapeuta transpersonal

A %d blogueros les gusta esto: