Sin categoría

CONOCE TU MAESTRO, EL EGO

El desconocimiento del verdadero Ser, es o significa, desconocimiento completo o total, tanto del mecanismo de la mente o Ego, como del Amor y de sus virtudes.

Los humanos están adiestrados y no pueden conocer lo que no han visto o no le han enseñado nunca. El humano ignora, ya que no tiene un verdadero y completo conocimiento del Ser, pero habla como si conociera a la perfección, y no es que esté ni siquiera lejos de sí mismo, es que no se conoce en absoluto.

El Ego juega esta mala pasada, hace que sientas que sabes de lo que hablas.
El Ego no es una parte de la mente, no es nuestro carácter, no es el vigilante que vigila al vigilante, no es un pensamiento, no es algo que se pueda dominar, no es algo aparte.

El Ego es tu mente, todo tu mecanismo pensante, y “sintiente”, es decir, con él, puedes llegar a querer mucho, muchísimo, más que a tu propia vida incluso, pero lo ves desde el punto de vista de la identificación y de la posesión.

Amar no es eso¡¡. Y tu mente, está llena de creencias, de certezas que las haces reales, si lo crees, lo creas, es tu verdad. Cada humano tiene su verdad, lo cual hace, que todos los humanos estén divididos. Este es el secreto y la base del adiestramiento; a través de creencias, además de que jamás conocerás otra cosa, solo servirás para que elijas de lo que se te enseña. Y toda creencia, es ilusión.

Tú no haces tu vida, te la han hecho a ti, todo lo que sabes y has aprendido, ha sido y es a través de la información del exterior, no a través de la formación del interior, que es donde se produce la verdadera transformación.
Te podríamos dar ejemplos de cómo algunas de tus creencias, son incoherentes, pero te lo han inculcado así, es lo que conoces, lo has visto desde siempre y en todos los demás, por lo tanto, para ti lo haces real.

¿Y si te lo planteas de otra forma? ¿Cómo voy a conocer algo que nunca he visto, sentido, o conocido de otra manera?..
Vayamos a los ejemplos de creencias inculcadas incoherentes;
– Tus hijos son tuyos. ¿De verdad?, ¿tú eres propiedad de tus padres? Tus hijos no son tuyos, provienen de ti, que no es igual.
– Tu vida, tu salud, tu cuerpo. ¿De verdad son tuyos?, ¿has hecho un solo pelo de tu cabeza? No tienes nada, todo es prestado.
– Tienes que ganar dinero para poder ganarte la vida. La vida ya la tienes ganada, gastar tu tiempo de vida en ganar dinero, y ni todo el dinero del mundo, vale una vida.
– No existen lesbianas, heteros u homosexuales, somos humanos que Amanos a humanos, no importa el resto.
– Un trozo de carne no es alimento. Un trozo de carne es un trozo de alguien que al igual que tú, nació y que no quería morir para ser comido.

El Ego utiliza nuestra mente para manifestarse, para juzgar, crea identidades, etiqueta, etc. Desde ya corta edad, nos vamos convirtiendo en lo que no somos identificándonos con nuestro pasado y experiencias, y “eligiendo”, tomando decisiones con “libertad”, va pasando el tiempo de vida siendo inconscientes de nuestro propio analfabetismo emocional, y ser así para siempre, alejados inconscientemente de la realidad de lo que somos, Amor, y el Amor no puede aparecer sin humildad, que es la base para que tú aprendas a respetarte a ti mismo/a.

El Ego siempre te llevará por el camino “fácil”, mientras que labrarse por dentro, practicar las virtudes con humildad, traerá el significado de los verdaderos valores, de tu educación, de tu respeto, de tu verdadero Ser. Los valores no tienen precio, por eso cuestan y de ahí, su nombre, “valor”.

Si la verdadera educación crees que cuesta, más te costará vivir en la ignorancia, y no vivirás para siempre. Y ya no solo te afectas a ti mismo/a, sino que dejas también de ayudar a los que tienes a tu lado, y a los que no conoces, sean humanos o no.

Haremos una comprobación de tu Ego,
¿Qué has aprendido con todo lo que hemos expuesto? Hemos expuesto y exponemos de manera comprensible, explicando de manera coherente, ¿es así? Te vamos a contestar nosotros; No has aprendido nada, piénsalo, ya que cada vez que has leído, has seguido después con tu vida, como siempre.

Aunque leas las palabras más sabias y coherentes jamás leídas, no habrás aprendido nada, porque no hay práctica. Solo tienes la percepción de una nueva idea o concepto, de algo que no lo habías visto de tal o cual manera y que te coincide con algo que hay en tu interior. Ya está¡¡

No ves en absoluto tus cadenas, vives en la creencia de “cómo es el mundo según tú”, y esa es la certeza que tienes y así seguirás. Precisamente eres esclavo/a, porque no sabes que lo eres. No conoces la verdad, porque no te conoces a ti mismo/a.
Pensar o creer que conoces al Ego, es una absoluta falta de respeto hacia ti mismo/a, y solo con humildad, aprenderás a respetar, y, de esta única y desconocida manera, aprenderás a conocerlo mejor.

El Ego es dueño de tu mente, creer o pensar que con tu inteligencia dominas tu Ego y que tú eres más listo/a que él, déjame que te diga, amigo/a, que eso se llama vanidad y orgullo, Ego.

Pero recuerda que aquí no estamos para convencer a nadie, ni para perder el tiempo, ni hacerlo perder, estamos para ayudar, sin más, así que puedes leer este texto o cualquier, y seguir como estabas.

El Ego no es lo que eres, y es a través de la práctica de la humildad y el respeto, que aprendes a identificar y a corregir lo que no eres.

Esto no te dice aún quién eres, pero a base de ir corrigiendo lo que no eres, podrás des-cubrir quién eres en realidad.

El Ego es la mente, su base es la separación a través de la dualidad, de la imagen, de la creencia, de los opuestos, pero necesario para aprender practicando y ser nuestros propios maestros, gracias al Ego.

El mayor problema que tienes para reconocer tu Ego, es que lo subestimas, no conoces su poder.¡¡

El poder del Amor es el verdadero poder, pero tú estás adiestrado con el poder de la creencia, que es el poder de la ilusión, no por esto hay que desvalorar el gran poder que tiene sobre ti.

El Ego tiene ese poder porque con tu falta de humildad y respeto hacia ti mismo/a, se lo has dado. El poder de la humildad, es el poder base del Amor, el único capaz de des-cubrir al poder del Ego o la mente.

Nuestro propio Ego no nos permite comprender, ya que lo que vemos en los demás y en el mundo, es lo que está en nosotros, y nos impide avanzar y evolucionar hacia lo que realmente somos, Amor (humildad, respeto, servicio).

El Ego tiene que servirnos como un instrumento, sencillo y eficaz, una piedra donde tropezar, pero que sirva para aprender a andar mejor. Son lecciones a superar comprendiendo a través de la práctica del respeto a uno/a mismo/a a través de la humildad.

El único y verdadero camino del crecimiento interior, es conocerse….¡¡

Este texto nos recuerda un antiguo cuento Zen sobre un león, que fue criado por una oveja y creyó que era una oveja hasta que lo capturó un viejo león y lo llevó a un pozo donde le enseñó su propia imagen reflejada. Muchos de nosotros somos como este león: la imagen que tenemos de nosotros mismos no viene de nuestra experiencia directa, sino de las creencias de otros. Una “personalidad” impuesta desde afuera y reemplaza la individualidad que pudo haber crecido interiormente. Nos convertimos simplemente en otra oveja en el rebaño, incapaces de movernos libremente e inconscientes de nuestra propia y verdadera identidad. Es el momento de echar una mirada a tu propio reflejo en el pozo, y dar un paso para salir de los condicionamientos que te han sido impuestos por otros como creencias respecto a ti mismo/a.

Gracias por tu tiempo, y por estar aquí….nos amo💕

Marisela Sandoval

Psicoterapeuta espiritual

http://www.mariselasandovalhernandez.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s